Noticias

tasa crédito hipotecario

Crédito hipotecario: ¿tasa fija o tasa variable?

Si estás pensando en comprar una vivienda con crédito hipotecario, siempre es bueno disponer de la mayor cantidad de información posible, cotizar varias opciones y conocer todos los aspectos involucrados. 

Hay que recordar que este tipo de financiamiento es el de más larga duración en sus cuotas, con un promedio de entre 15 y 20 años de duración según datos de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras, por lo que se trata de una decisión que debe ser analizada con mucha detención.

Uno de los aspectos más importantes al momento de elegir el crédito hipotecario más conveniente, es la tasa de interés, que corresponde al porcentaje de dinero que se paga adicionalmente al monto solicitado. 

La tasa de interés para un crédito hipotecario puede ser fija, mixta o variable y la conveniencia de cada una de estas modalidades dependerá de varios factores. 

Créditos hipotecarios: tipos de tasa de interés

Tasa Fija

En este caso, el cliente pagará el mismo monto a lo largo de todo el plazo del crédito. En general son tasas más altas que las mixtas o variables, pero al mismo tiempo implican un menor nivel de riesgo y permiten hacer una planificación de tu presupuesto mensual, al ser egresos que no variarán. Esta alternativa es especialmente recomendable cuando existe incertidumbre respecto de la situación económica futura del país.

Tasa Variable

En este tipo de tasa para los créditos hipotecarios, el porcentaje de interés se revisa semestral o anualmente, pudiendo aumentar o disminuir dependiendo de la marcha de la economía. Esto dependerá del índice de referencia que se toma al momento de tomar el crédito. Esta tasa es menor que la fija, pero tiene un riesgo mayor, por o que se recomienda solo si el cliente tiene proyectado un aumento de sus ingresos.

Tasa Mixta

La tasa de interés mixta de los créditos hipotecarios es la combinación entre la tasa fija y la variable. En este caso la entidad bancaria aplica una tasa fija al momento de otorgar el crédito, la que se pacta por un plazo definido, entre 5 a 7 años. Después de ese tiempo, comienza a aplicar una tasa variable acordada entre las partes.  

En síntesis, la elección del tipo de tasa de interés dependerá de cada caso, aunque en la mayoría de las ocasiones resulta más seguro una tasa fija para estar protegido ante un contexto económico inestable.

Por otra parte, la tasa mixta ofrece al cliente la posibilidad de obtener mejores condiciones en un futuro, si las tasas de interés han bajado, ya sea en el banco en que se solicitó o en otro, ya que se puede hacer un traspaso de la deuda a otro banco con mejores condiciones.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver etiquetas disponibles HTML y atributos
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> :

Beltec © 2019 | Desarrollado por Agencia Cafecargado