13 septiembre, 2014 pastudillo

Asesoría Gratuita

Los expertos son claros en decir que es improbable que un banco entregue un crédito hipotecario a una persona que figura como moroso en el sistema financiero.
Sin embargo, todos podemos tener una segunda oportunidad. Por lo cual aquí te entregamos las claves para mejorar tu perfil financiero y volver a ser sujeto de crédito ante las instituciones financieras.
Para esta asesoría contamos con los consejos de dos expertos en Corretaje de Propiedades; Víctor  Montecinos, Director Nacional de Capacitación de COPROCH, y Agustín Manterola, Past Presidente de ACOP.
 
Los 6 pasos claves
1.- Si figuras en el sistema como moroso de una deuda por más de 3 o 6 meses, lo primero que debes hacer es demostrar tu voluntad de pagar. Para aquello, debes acercarte a la institución financiera acreedora y plantearle una renegociación.
“Si la persona no tiene todo el dinero para pagar la deuda, puede repactar o buscar una solución para terminar con esa mora, puede ser con un nuevo crédito u otra alternativa”, señala Agustín Manterola de ACOP.
 
El corredor de propiedades agrega que es importante tener clara la razón por la cual se registra un Dicom negativo, ya que en ocasiones se trata de un cheque impago o una tarjeta de crédito.
2.- Una vez que repactó la deuda, debe ser eliminado el registro moroso que figuran en DICOM y –según se detalla en la Revista del Consumidor- “la empresa debe sacarlo de los registros de morosidad y detener las acciones judiciales y extrajudiciales de cobranza. Así lo han establecido los tribunales de justicia”.
Un buen ejemplo de aquello fue lo ocurrido el 2013 a la consumidora de una tarjeta de crédito de un conocido retail, quien tras renegociar su deuda con dicha entidad continúo con antecedentes negativos en DICOM, ya que la empresa se negó a eliminarla de los registros.
El SERNAC llevó el caso al Juzgado de Policía Local de Huechuraba y el juez determinó que “al otorgar nuevos plazos y condiciones para el pago, la deuda morosa de la consumidora deja de estar vencida y comienzan a regir nuevos plazos de pago”.
3.- Una vez repactada o pagada la deuda, la empresa que renegoció la deuda debe comunicar del pago a DICOM. Si no concreta el trámite, el cliente puede reclamar a la respectiva empresa por infracción a la Ley del Consumidor.
4.- Si también figura en el Boletín Comercial por un pagaré o cheque protestado superior a $ 300.000, debe acercarse a dicha entidad para pagar por el servicio de eliminación y solicitar que saquen su nombre. En caso que la deuda sea inferior a ese monto, no se paga por salir del Boletín Comercial.
5.- Es importante saber que ya no existe un registró histórico de DICOM, como indica Agustín Manterola de ACOP, pues en mayo de 2002 se aprobó la Ley Dicom que eliminó el Registro Histórico del Boletín de Informes Comerciales; organismo encargado de aclarar protestos bancarios y notariales.
6.- Si la persona paga sus cuotas como corresponde y sus antecedentes negativos son eliminados de DICOM, puede comenzar a simular distintas alternativas hipotecarias con entidades financieras, hasta lograr la aprobación crediticia que está buscando.
Así lo cuenta Víctor Montecinos de Coproch, quien agrega que es importante considerar un crédito hipotecario que se ajuste a la renta mensual recibida, ya que la segunda causa de rechazo bancario para un crédito hipotecario es la “renta insuficiente del cliente”.